Historia Mayor Yumbo

Breve reseña histórica de la Institución Educativa Mayor de Yumbo

“Comprometidos con la Calidad.”


Nuestra historia

La Institución Educativa Mayor de Yumbo fue creada mediante la Resolución No. 1884 del 5 de Septiembre del 2002 en correspondencia a la Ley 715, por la que podrán ser instituciones educativas aquellas que tengan desde grado cero hasta la media académica y/o media técnica o desde grado cero hasta noveno o únicamente media académica y/o media técnica.

La Institución Educativa Mayor de Yumbo quedó conformada así:
• El Colegio Mayor de Yumbo (Transición, Primero, Quinto, Sexto hasta Once)
• El Centro Docente Miguel Antonio Caro (Grado cero hasta quinto de primaria)

La Institución Educativa ofrece servicios en la jornada diurna desde grado cero hasta once y en la jornada nocturna ofrece educación formal por ciclos para adultos. Los ciclos son: Ciclo I (1º. 2º y 3º de Primaria), Ciclo II (4º y 5º de Primaria), Ciclo III (6º y 7º de básica), Ciclo IV (8º Y 9º de básica), Ciclo Especial de 10º , (media) y Ciclo Especial de 11º, (media)

El Colegio Mayor de Yumbo fue creado con el propósito de que la población estudiantil no se trasladara al municipio de Santiago de Cali para realizar allí los estudios de bachillerato; pero también con la visión de llegar a ser una ciudadela universitaria.

El Colegio Mayor de Yumbo obtuvo su primera licencia de funcionamiento por resolución No. 1909 del 26 de mayo de 1961, emanada de la Gobernación del Valle del Cauca.

El 4 de abril de 1967 el Colegio Mayor de Yumbo recibió aprobación de sus estudios hasta nueva visita por el Ministerio de Educación Nacional.

Durante su trayectoria histórica el Colegio Mayor ha entregado a la comunidad un grupo de profesionales, abogados, economistas, médicos, etc., que han contribuido al crecimiento social de nuestro municipio y de la región, igualmente, han salido de nuestra institución, ya sea como estudiantes, ya sea como docentes, alcaldes y administrativos de la cosa pública, que le han dado realce a Yumbo y a nuestra institución. De nuestras aulas han salido deportistas y entrenadores de altísimo desempeño, tanto a nivel regional, como nacional e internacional.

El Colegio Fray Alfonso de la Concepción Peña fue fundado en el año 1964, mediante la resolución No. 28 del 23 de noviembre del mismo año, emanada de la Administración Municipal y el Honorable Concejo. Recibió tal nombre como homenaje a un prócer, Fray Alfonso de la Concepción Peña, párroco de Yumbo, constructor del Templo “Señor del Buen Consuelo“, de la carretera Yumbo La Cumbre y de muchas otras obras que lo hacen un “grande” de Yumbo.

La primera sede fue en el Colegio Liceo Comercial de Yumbo, que en esa época funcionaba en lo que fue hasta hace poco el cuartel de la Policía. Después pasó a funcionar en la Escuela José María Córdoba y terminó en el Colegio Mayor de Yumbo.

El Centro Docente Pablo VI empezó a funcionar en el año 1972 gracias a las gestiones del profesor Marcos Sánchez y de la Iglesia Católica, que donó el lote para que construyeran el mencionado centro docente.

La primera construcción fue hecha en esterilla en el año 1973. En el año 1979 funcionó legalmente con el nombre de “Centro Docente No. 31 Pablo VI” en honor al Papa de la época y la construcción de la Planta física fue en el año 1985.

El Centro Docente Miguel Antonio Caro inició en el año 1985 debido a la gestión de un Comité social independiente, que empezó a recoger fondos para la construcción de la escuela. Los fondos para la construcción no fueron suficientes; por consiguiente, se iniciaron clases en una casa de familia y con docentes voluntarios. Cambiaron dos veces de casa hasta que la Junta de Acción Comunal hizo gestiones para conseguir un lote, que fue donado por un concejal. La comunidad consiguió maquinaria para la explanación y levantaron una tolda donde reiniciaron clases con docentes voluntarios. Luego la Junta de Acción Comunal consiguió recursos para la construcción en ladrillo de la escuela.

El 10 de septiembre de 1986 la comunidad realizó la inauguración de la escuela con la presencia de autoridades municipales y departamentales. Le dieron el nombre de Miguel Antonio Caro. A partir de la mencionada fecha las autoridades municipales le asignaron docentes por contrato.

En el año 1991 la empresa Coempaques S.A., mejoró las instalaciones de la escuela, construyendo nuevos salones, nuevas baterías sanitarias, el encerramiento en malla y el embaldosado de los pisos.

En el año 1997 hubo ampliación de la sede con el propósito de tener más espacio para recibir más estudiantes. En el año 1999 la comunidad a través de proyectos de inversión logró la construcción de un segundo piso en la primera sede.